Financiación y el acceso al crédito empresarial

En el momento de iniciar una nueva actividad empresarial, madurada y empujada por la ilusión que el emprendedor pone en obtener el éxito deseado tanto personal como económico.

El principal escollo al que se enfrenta todo empresario, ya sea con trayectoria profesional o un nuevo emprendedor, es la financiación de sus proyectos. Acceder al crédito bancario en estos días, no es tarea fácil. Hay que convencer a la entidad financiera de la viabilidad del nuevo proyecto o de una nueva línea empresarial y no siempre es tarea fácil.

Desde las incubadoras de empresas, ayudan al nuevo emprendedor a realizar un buen plan de empresa que contemple hasta el más mínimo detalle de necesidades de financiación y gastos del periodo de inicio de la activad y tienen firmados acuerdos con distintas entidades financieras que, con el plan de empresa avalado por la incubadora, facilita el acceso al crédito con óptimas condiciones.

También la propia administración del Estado trabaja para allanar el terreno a los nuevos empresarios hacia las diferentes vías financieras y también ofrece la mediación del Instituto Oficial de Credito, (ICO) con las entidades colaboradoras firmantes de convenios con el propio Instituto.

Por su parte, las aceleradoras de empresas cuentan con grupos de inversores, también llamados Ángeles financieros, que apuestan por el nuevo proyecto y financian sus primeros pasos a cambio de recuperar la inversión y participar en el éxito de la empresa.

Últimamente, pero, ha aparecido una nueva forma de obtener la financiación necesaria para poder acelerar la puesta en marcha de una idea. Hablamos del Crowdfunding, el Micromecenazgo o financiación masiva.

En un principio el micromecenazgo se ha decantado a la financiación de proyectos culturales, ongs o proyectos sin ánimo de lucro. Pero ya se ven financiaciones masivas para proyectos empresariales que, como contra partida, ofrecen acciones de la nueva empresa o reparto de royalties simbólicos a partir de los beneficios.

El Crowdfunding es posible con pequeñas aportaciones de particulares y requiere de una buena campaña de publicidad del proyecto, normalmente a través de internet, dónde se detalla el proyecto, objetivos y el escalado de contrapartidas ofrecidas a los mecenas en función de la cantidad aportada.

No es fácil decidirse por ninguna de las formulas de acceso a la financiación, pero es bueno saber que, a pesar de los tiempos actuales, el emprendedor con un nuevo proyecto, el autónomo que quiere proyectarse y la empresa que requiere lanzar una nueva línea de negocio, cuentan con diversas maneras de acceder a fuentes de financiación.

Des de Open Mind Systems pensamos que el emprendedor debe ser generoso. Ya que por si solo no puede con todo.

Recent Posts

Leave a Comment